+34 678 74 72 83 simplementebego@hotmail.com

Tanto en consulta como en conversaciones con otras madres/padres, contacto con la distancia entre las expectativas y la realidad vivida al desarrollar el rol de crianza.

En muchos casos, llegamos a la parcela de la maternidad/paternidad, como si de
un curso o programa cerrado se tratara, con un conjunto de expectativas y exigencias que no se cumplen.

Al entrar en esta parcela, much@s comenzamos a vivir episodios no esperados: infertilidad, abortos, menos hijos de los deseados, hijos de otro sexo del esperado. Patologías en el embarazo, discapacidades, embarazos no deseados … etc.
Situaciones que nos abren un mundo emocional y donde necesitamos herramientas para gestionar lo que este episodio nos trae.

En el terreno social también aparecen cambios, en nuestra relación de pareja, en las amistades, y en el mapa de nuestra familia de origen, se producen cambios y en ocasiones escenarios similares vividos en la infancia, que conectan con una
parcela de nuestro mundo interior, que guarda algunas de nuestras heridas o cicatrices, por lo que se abre una conexión con nuestro mundo sombrío e inconsciente.

La carga y frustración a veces inunda esta etapa vital, que es cuando más energía, equilibrio y apoyo necesitamos para poder desarrollarla con disfrute y fluidez, a veces sol@s no podemos, y alrededor no encontramos en nuestra red
social eso que tanto necesitamos (escucha, desahogo, información, apoyo, tribu,…).

Es necesario buscar ese apoyo, cuidarnos para poder cuidar, esto nos ayudará a transitar más disponibles para nuestras criaturas, nos ayudará a entender la maternidad como un proceso transversal en nuestra vida, donde podemos ganar en compromiso y bajar en expectativas, por el bien de todos. Esta ayuda puedes adquirirla en un proceso individual, y si te animas a llevarlo a un proceso grupal podrás encontrar que el grupo hace de contenedor y de espejo de esta experiencia, que es diferente en cada uno de nosotros, pero que en la puesta en común nos damos cuenta de que las emociones son parecidas.

En mi experiencia, ayuda tener conocimientos del desarrollo del mundo infantil, y conocer modelos de crianza, y aún así no es solución para salir de la frustración, no necesitamos ese famoso libro de instrucciones, porque no servirá un manual
general para todos, cada padre, cada madre, cada niño, cada niña, tendrá un necesidad personal y única.

Para aliviar la frustración, siento necesario disponer de un espacio para sentirse escuchado y reflexionar, para desahogar y para aceptar, esto nos dará algunos de los pasos claves para aceptar que la crianza es un rol inacabado, inconcluso y que
eso es parte de la magia de este proceso.

Para más información, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Abrir el chat
1
Hola,????
¿Cómo puedo ayudarte?