+34 678 74 72 83 simplementebego@hotmail.com

Hay muchas propuestas y más en redes, sobre talleres y textos para conectar con nuestro
niño/a interior, y reparar nuestra infancia.

De manera consciente puede parecer algo muy lejano, poco necesario, ya que las necesidades
o dificultades las ubicamos en el presente siendo nosotros adultos.

Es impresionante como está relacionado lo que nos pasa en la actualidad con lo que vivimos en
el mapa de origen, en algunos casos al compartirlo en un proceso de terapia vemos como
seguimos “obedeciendo” a nuestros padres o familiares referentes cómo cuando éramos
pequeños.

Existe un discurso familiar que nos aporta pertenencia y forma en nuestras etapas de
desarrollo, es fundamental, a veces ese discurso es más ligero y abierto y nos permite más
libertad, y otras muchas veces es una serie de normas y mandatos que nos limitan y encierran,
pero a todos nos dan seguridad y pertenencia, y por ello lo cumplimos inconscientemente.

El coste de seguir un discurso alejado de nuestro ser esencial es mucho en la adultez, tanto en
nuestras relaciones como en nuestra profesión puede llevarnos a años luz de nuestro lugar
deseado, ya que es proporcional a lo alejados que hayamos vivido de nuestro centro.

De adultos podemos intuir o no esto que sucede, no es fácil porque está entre el filo de lo
consciente e inconsciente, porque nos da estructura y pertenencia, y por lealtad a nuestro
origen seguimos en ese surco que nos marcaron.

Al darnos cuenta de todo este entramado, podemos ver la totalidad de la historia, conectar
con esas etapas infantiles con mayor información, añadiendo la parte emocional de nuestro/a
niño/a interior, que a veces no se atreve ni a hablar en boca del adulto que somos.

Ahora con un acompañamiento profesional, podemos repasar y traer más información, hacerlo
consciente no es la solución total, pero nos completa la historia, nos ayuda a crecer, a ampliar,
a registrar la información en nuestras sensaciones y emociones, y a soltar lo que nos carga o
nos sobra en la medida que lo necesitemos.

En algunas personas es tal la experiencia, que comienzan a desandar un camino para volver a
su ser esencial, seguir sus deseos, sus gustos, sus sueños, y estar más cerca cada vez de su
centro, esto es reparador y muy nutritivo, y como adulto te lo puedes dar tú, está en tu mano.

Si te parece que es tu momento de emprender un proceso personal de indagación, puedes ver
mis servicios en la página www.begoñagarcia.es/servicios/

Abrir el chat
1
Hola,????
¿Cómo puedo ayudarte?